fbpx
Tu proveedor energético integral
666 77 99 00 Contacto Facebook Twitter
 

6 consejos de mantenimiento de la Caldera a Gas

Es necesario que tengamos nuestra caldera siempre a punto. Mediante estos 6 sencillos consejos que podrás seguir fácilmente, sácale el máximo partido a tu caldera y ahorra todos los meses en tus facturas.

Las calderas hoy en día son un aparato esencial en todos los hogares, no hay que olvidar que el gasto en calefacción y agua caliente, que dependen directamente del funcionamiento de éstas, supone cerca del 35% del gasto energético en el hogar, por ello, llevar un correcto mantenimiento de la caldera es fundamental.

La ley obliga a una revisión bianual de la instalación por parte del usuario. No llevar un correcto mantenimiento de la instalación de gas puede ser causa de pérdida de cobertura del seguro en caso de accidente.

 

  1. Revisa el estado general de la Caldera.

Lo primero que podemos hacer para comprobar que nuestra caldera funciona correctamente es revisar su estado general, que llegue correctamente el combustible, es decir verificar que la llave de paso general está abierta, y a continuación que no hay ninguna fuga de gas en las tuberías y juntas.

 

  1. Comprueba la presión de la Caldera.

Comprueba que la presión se encuentre entre los 1,2 y los 1,5 bares como máximo. En caso de la presión de tu caldera sea superior a este rango esto significará que deberemos purgar los radiadores de nuestra vivienda para eliminar el exceso de presión y así disminuirla.

  1. Presta atención al color de la llama de la Caldera.

Vigila el color de la llama, debiendo ser esta siempre de un tono azul fuerte, en el caso de que la llama de nuestra caldera sea de un color amarillento o negro, podría ser una señal de que existe algún tipo de problema en la instalación y deberemos ponernos en contacto con un servicio de mantenimiento de calderas para que nos asesore al respecto del mantenimiento de la caldera.

 

  1. Ajusta la temperatura de la Caldera.

Ajusta la temperatura de tu caldera, lo ideal es que la temperatura no esté ni por debajo de los 18ºC ni por encima de los 23ºC. Es importante que fijemos una temperatura con la que estemos cómodos tanto en invierno como en verano, al cambiar de estación regula la temperatura de tu caldera dependiendo de si hace más frío o calor en exterior.

Recuerda que en verano el agua ya contará con unos grados de temperatura pues esta se calienta a su paso por las tuberías que son de metal y por tanto conductoras del calor.

 

  1. Limpia a fondo la caldera con regularidad.

La limpieza es sin lugar a dudas un factor clave a la hora de que llevar a cabo un correcto mantenimiento de tu caldera. Sobretodo deberemos controlar el exceso de hollín, pues puede ser una señal de que no se está produciendo la combustión de manera adecuada.

Haz una limpieza a fondo de tu caldera al menos una vez cada dos años y siempre que lo necesites no dudes en contactar con un experto en busca de ayuda para el mantenimiento de la caldera

 

  1. Puesta a punto de la Caldera.

Una de las grandes ventajas de las calderas de gas es que son muy fácil de poner a punto para el invierno, simplemente tendrás que purgar uno a uno los radiadores de tu vivienda, quitando así el exceso de aire acumulado en su interior por no su falta de uso durante los meses de verano.

Por último, ajusta la temperatura de tu caldera subiéndola un par de grados para así conseguir una temperatura óptima que buscas.

Desde Enerplus, te recomendamos que dejes el mantenimiento en manos de expertos, por ello te ofrecemos el servicio de mantenimiento de instalaciones de gas, donde además, ahorras en el término de consumo de gas. Pregúntanos.

Mantengas, Ahorro y seguridad en tu instalación de gas natural

 

 

Enerplus Directo
Enerplus Estaciones de Servicio
Enerplus Energía
Enerplus Renovables